Connexion

Lettre d'information

Tous les Festivals

Les Fleurs de Shanghai

Les Fleurs de Shanghai   Splendeurs er misères des courtisanes Chinoises film [ ... ]

Leer más...

Une(S)+ Argentines et brésiliennes en état unique d’art   Tout le bâtim [ ... ]

Leer más...

El rey de la comedia (à traduire)


 
Estados Unidos, 1983
Dirección: Martin Scorsese
Reparto: Robert de Niro, Jerry Lewis, Sandra Bernhard.
Duración: 109 minutos

Nota Cinecritic
Buena
 
Es difícil no desear el éxito, no presentarse en la vida con aspecto triunfal, no querer acceder al lugar de los privilegiados, no tener la quimera de tener un día a tu alrededor a las personas más importantes del mundo. Por ello, se han hecho programas de televisión, de dudosa calidad, para ofrecer a los candidatos la posibilidad de un pequeño espacio de gloria, muchas veces efímera. Pero también el cine ha sido un verdadero escaparate de grandes películas donde los personajes querían triunfar, me viene a la memoria, entre las muchas historias que cuentan el ascenso  a la fama, Ha nacido una estrella, en sus varias versiones, o Eva al desnudo (1950), una película donde una excelente Anne Baxter, Eve Harrington en la cinta, se acerca a la gran actriz de teatro, Margo Channing, papel interpretado por una de las más grandes del cine, Bette Davis, para vampirizar su fama, para hacer que ella pierda el lugar que ocupa, siendo sustituida por esta ambiciosa joven. En definitiva, tener éxito se ha convertido en la temática de muchas películas americanas, porque el gran sueño americano es despertarse un día siendo importante.
Pero ¿qué ocurriría si para tener éxito hay que sacrificar toda ética, recurrir al secuestro, enloquecer incluso? En esta línea, podemos hablar de bastantes películas, pero hay una donde el personaje, Rupert Pupkin, recurre primero al encuentro con el gran cómico, papel interpretado por un Jerry Lewis lejos de sus papeles habituales, dotado de una seriedad al papel que mucho tiene que ver con la verdadera cara de los cómicos de Hollywood. Me refiero a El rey de la comedia (1983) de Martin Scorsese. No hay que olvidar que el director italoamericano ya había ido por la senda de esa búsqueda del éxito en personajes obsesivos y solitarios, como fue el caso de Taxi Driver (1976) y Toro salvaje (1980), donde Travis Bickle y Jake la Motta buscaban un reconocimiento vital que les era negado, por las psicopatías que escondían en realidad. Ahora le tocaba una vuelta de tuerca y, en vez de envolver la película en una violencia explícita, como en las dos películas citadas, centra su historia en un hombre de nombre difícil de pronunciar que suscita el desinterés de la gente porque tiene aspecto de chalado, de hombre maniático y obsesivo.
Rupert (interpretado por el actor fetiche de Scorsese, De Niro, en una interpretación no tan aplaudida como otras, pero muy interesante porque sigue dejando retazos de talento y hondura en su caracterización de un fanático en busca de su admirado Lewis), quiere la fama a toda costa, es un cómico que no tiene gracia  y que ensaya sus gags en su  casa en un escenario de cartón donde vemos a Lewis y a Liza Minnelli, con los que habla en su perfecta paranoia. Un día logra hablar con el gran Jerry Langford (Jerry Lewis) y le dice que quiere participar en su show televisivo. Langford no sabe cómo quitárselo de encima, pero le sugiere, como excusa para que desaparezca, que llame a la oficina y le deje un vídeo para ver cómo actúa. Naturalmente, va a la oficina y nadie le recibe, deja la cinta, la ayudante de Langford (Shelley Hack), tras ver el vídeo, le dice que debe trabajar más y no le da cita con Langford. Rupert exige ver a Langford y empieza a ponerse violento, lo que nos recuerda la escena de Taxi Driver cuando es echado de la oficina del senador Palantine, al tratar de ver a Betsy, la cual le rechazó en la primera cita por llevarla a un cine porno.
Langford es expulsado de la oficina y habla con Masha, una obsesiva como él, que quiere acostarse a toda costa con Langford, de hecho la película empieza con la joven tirándose al coche del cómico para tener una cita con él, es Rupert quien, persiguiendo sus objetivos, la echa y aprovecha para decirle a Langford que quiere estar en su show. Como todo va mal y no consiguen nada, deciden ambos secuestrar al cómico, la escena denota comicidad, un De Niro con camisas floreadas, con gafas de sol y una mujer, Rita (interpretada por la simpática Sara Bernhard), le llevan al apartamento de Masha. Allí le obligan a hablar con el productor para que permita que Pupkin intervenga una hora en su show, si no quieren que el cómico sea asesinado. Al final, acceden a que Pupkin tenga su espacio en el programa, lo que constituirá un éxito, lo que nos recuerda, de nuevo, a Taxi Driver, cuando Travis inicia de forma violenta una matanza en el prostíbulo donde trabaja Iris, para luego ser condecorado por haber eliminado a la basura de la ciudad.
No hay que olvidar que la película se enfrenta a dos planos, los personajes paranoicos, Rupert y Masha y los personajes que están en la realidad, Jerry Langford, un cómico de éxito que vive en soledad, pese a su reconocida fama y Rita, una joven camarera interpretada por la que fue mujer de De Niro, Diahnne Abbot, que en la película interpreta a una camarera de un bar vecino a la casa de Rupert y antigua compañera de estudios (no hay que olvidar que la guapa actriz había intervenido en Taxi Driver cuando De Niro va al cine porno e intenta charlar con la chica que vende palomitas, sin que ella le haga caso).
La película planea sobre el tema de la soledad y el fracaso y la necesidad del éxito a cualquier precio. Es curioso que la película ya venía siendo un proyecto acariciado por De Niro desde 1974, cuando se lo propuso a Scorsese, pero a éste no le interesó en lo más mínimo. Se pensó en la dirección de Michael Cimino, director de éxito por haber realizado El cazador en 1978, la idea fue de De Niro, uno de los protagonistas de aquella obra maestra del cine sobre la guerra de Vietnam y sus trágicas consecuencias en un grupo de amigos. Pero al final fue Scorsese quien sacó partido a la película, De Niro y el director trabajaron durante tres semanas en Long Island rehaciendo un guión de 1970 por Paul Zimmerman, en el cual se contaba la historia de un famoso presentador televisivo, Dick Cavett, que daría origen al personaje de Jerry Langford, donde Jerry Lewis hace una singular interpretación, con serios matices de hombre solitario, que huye de la fama que tiene, hombre sin humor, que solo lo usa en la televisión, hombre desprovisto de los andamiajes emocionales que tiene el personaje de De Niro, caricatura del tipo que quiere la fama, del chalado que busca triunfar sin ser tampoco gracioso, con un exceso de gestos que le da cierto carácter histriónico a su interpretación, sin por ello perder la calidad de la misma sino sometida a un personaje que tiene psicopatías.
La idea del éxito es fundamental, porque Rupert se plantea la misión de actuar en el programa, ocupar un lugar en el Olimpo de sus admirados cómicos, pero, contrariamente, al personaje de Travis en Taxi Driver, él no quiere salvar a los demás, como hace Travis con Iris, sino destacar en la televisión, ser famoso, lo que le convierte en un claro antecedente, por la mediocridad que representa como comediante, de muchos de nuestros habituales en televisión, gente incapaz de tener personalidad, que juegan solo con la malicia y el tráfico de vidas ajenas para triunfar. Si Rupert quiere hacerlo a través del humor, ya le sitúa por encima de estos, aunque no sea nada cómico en realidad, lo que nos hace pensar que si triunfa al final es porque Scorsese hace una dura crítica a una sociedad que no sabe distinguir la calidad de un humorista de verdad de un farsante más, en la línea del público habitual de la televisión que antes citaba.
Tampoco la película olvida cierta violencia, ya que para conseguir ese momento de éxito, Rupert y Masha secuestran a Langford, lo atan a una silla, Masha intenta seducirlo, sin que Langford pueda defenderse. También es relevante la escena en que Rupert invita a Rita, a la que ha hecho creer que tiene una íntima amistad con Langford, a la casa del cómico, cuando llegan, son expulsados de allí (de nuevo, la expulsión de Rupert de un espacio que no le pertenece en la línea de la escena de la oficina). Después de tal humillación, Rupert pierde el prestigio que estaba alcanzando delante de la ingenua camarera, pero gana un deseo mayor de conseguir su objetivo, esta vez a través de la violencia, cuando planea el secuestro. También Masha será abofeteada e insultada por Lewis, lo que refuerza la idea esencial de la película, la intromisión en la vida ajena y los perjuicios que esto causa. Sin embargo, Scorsese plantea el final feliz, ya que el cómico malo triunfa porque la sociedad también es estúpida y admite todo lo que sea novedoso para ella.
La película no fue un éxito comercial, pero sí plantea el tema del éxito, el deseo de triunfar de tanta gente anónima, desesperada por destacar en la vida, sin duda, Scorsese no hizo una película redonda, pero sí interesante, porque supone un claro precedente a este mundo donde la gente se vende a cualquier precio para tener su minuto de gloria.

Pedro García Cueto

 

El rey de la comedia
El rey de la comedia
El rey de la comedia
El rey de la comedia

 





 

Choisir votre langue

Toutes les cinécritiques

Une affaire de famille

Une affaire de famille   Osamu et son fils Shota recueillent une petite fill [ ... ]

Lire la suite...
Wonder Wheel (La Roue Magique)

Wonder Wheel (La Roue Magique)  

L’histoire de « Wonder Wheel » a pour  [ ... ]

Lire la suite...
Wonder Wheel (La Roue Magique) (3)

Wonder Wheel (La Roue Magique)  

L’histoire de « Wonder Wheel » a pour  [ ... ]

Lire la suite...
At Eternity’s Gate

Van Gogh. En el portal de la eternidad   Lors de l’année 1888, après avo [ ... ]

Lire la suite...
Paterson (3)

Paterson   Paterson (Adam Driver) est chauffeur de bus dans la petite ville  [ ... ]

Lire la suite...
L-inegalite entre les sexes dans Colette et dans The wife

L’inégalité entre les sexes dans Colette et dans The wife   Colette est  [ ... ]

Lire la suite...
Roma

Roma   Roma est un film dramatique mexicain de 2018 réalisé, écrit, co-ph [ ... ]

Lire la suite...
Roma (2)

Roma   Roma est un film dramatique mexicain de 2018 réalisé, écrit, co-ph [ ... ]

Lire la suite...
J’ai infiltré le Ku Klux Klan

J’ai infiltré le Ku Klux Klan   États-Unis, 2018
Titre original : « Blac [ ... ]

Lire la suite...
Deux drames musicaux ont concouru aux Golden Globes 2019

Deux drames musicaux ont concouru aux Golden Globes 2019   Le 6 janvier 2019,  [ ... ]

Lire la suite...

Articles de fond

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (1)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Première Partie)   Alexander [ ... ]

Lire la suite...
L’influence des arts plastiques dans le cinéma (2)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Seconde partie)   Agora  [ ... ]

Lire la suite...
L’influence des arts plastiques dans le cinéma (3)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Troisième partie)   El gran  [ ... ]

Lire la suite...
L’influence des arts plastiques dans le cinéma (4)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Quatrième Partie)   A bigger [ ... ]

Lire la suite...
L’influence des arts plastiques dans le cinéma (5)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Cinquième partie)   Dan [ ... ]

Lire la suite...
Deux longs métrages récents basés sur des attentats réels

Deux longs métrages récents basés sur des attentats réels   Tower est un d [ ... ]

Lire la suite...
La flute magique

La symbolique occulte au cinéma Symboles hermétiques dans La Flûte Magique    [ ... ]

Lire la suite...
La flute magique (2)

La symbolique occulte au cinéma Symboles hermétiques dans La Flûte Magique    [ ... ]

Lire la suite...

Tous les interviews