Connexion

Lettre d'information

Tous les Festivals

George Segal

George Segal   Bus passangers (1997)

  Galerie Templon
30 Rue Beaubourg [ ... ]

Leer más...
David Hockney Rétrospective

David Hockney Rétrospective   Bus passangers (1997)

21 juin - 23 octobre [ ... ]

Leer más...
Wolfgang Laib - The beginning of something else

Wolfgang Laib - The beginning of something else   Laib Wolfgang - Bio

&nbs [ ... ]

Leer más...
Déjeuner sur l'herbe

Déjeuner sur l'herbe   Déjeuner sur l'herbe

  Galerie Thaddaeus Ro [ ... ]

Leer más...

Mars - Avril 2020


El ambicioso mundo de Kane (à traduire)


   
Citizen Kane (1941) representa el verdadero mundo de Orson Welles, un universo por el que transita la mirada de un genio, un hombre ambicioso que tuvo que luchar de forma obsesiva con aquellos productores que no entendían sus películas, con los cambios que se produjeron en el montaje, con tantos inconvenientes que lastraron algunos de sus filmes más aplaudidos.
El principio ya es espectacular, nada menos que veintiún planos unidos entre sí por fundidos encadenados o en negro, acompañados de la música de Bernard Herrmann. Para crear el ambiente idóneo en esta historia que refleja la ambición y la avaricia de un hombre grande como muy pocos, nos muestra en tres planos la verja donde indica "No pasar", luego siete planos del castillo de Xanadu, donde sólo vemos una luz en la distancia. Esa luz será objeto del plano número once, donde vemos, ya más cerca, una ventana iluminada.
Con este principio, donde vemos una bola que cae al suelo (plano 16) y la rotura de la bola (17), vamos intuyendo el espacio onírico de una habitación donde una enfermera cubre un cadáver (plano 20), no sin haber escuchado antes, en el plano quince, la palabra "Rosebud", que emerge de una boca de la que no distinguimos más que sus labios.
La imagen, su poder, es lo que Welles quiere mostrar en esta película, mientras deja hablar a diferentes personajes que van contando lo que saben de Kane, ese hombre que hizo un imperio en el mundo del cuarto poder.
Es, sin duda, en ese inmenso ejercicio visual, desde los primeros planos citados, donde el genial director americano combina lo visual con la palabra, ya que son muchos los que nos hablan de Kane, como si todos tuviesen algo que decir, el poder fabulador del ser humano se pone de manifiesto, ¿qué hay de verdad en lo que se dice? ¿podemos creer todo lo que ellos cuentan?
Esta historia de la ambición y de la avaricia por ir consiguiendo más fue un guión original de Welles (el único guión original con el añadido de Mister Arkadin), lo que enfatiza el interés de Welles de llevar a cabo un proyecto nacido de su propia pluma.
Joseph Cotten se convierte en la huella verdadera, el hombre que conoció a Kane,  el amigo fiel que  conoció su ambición, que vivió preso de su afán de ganar siempre. El personaje de Cotten (Jedediad Leland) no sólo es el mejor rastro para conocer la verdad, sino un hombre que se presta a hablar como si nos contase una batalla de otro tiempo, con la elegancia del verdadero americano.
Como nos recuerda Miguel Rubio en su excelente artículo titulado "El tema del poder en Orson Welles" para la revista Nickelodeon en un número dedicado a Orson Welles en el otoño de 1999, la película alcanzó enseguida una aureola de leyenda y no olvida el tema del poder, como dice en las siguientes líneas:

"El poder está encarnado en muchos personajes de Welles, pero este tema aparece totalmente desarrollado en Ciudadano Kane. La asunción a lo largo de su vida del poder, y lo que tiene de efecto sobre su vida, hace que Kane no sólo provoque la infelicidad a su alrededor, también la decepción, sino que hace que, perdiendo sus ideales, él mismo se pierda y acabe tan cosificado como todo lo que le rodea, tan aislado y solo como las cosas que representan su poder" (p. 230).

De esta ambición, que convierte en avaricia todo empeño, nace la idea clave de la película, como nos recuerda el mismo protagonista cuando nos dice que de nada sirve el poder alcanzado si hemos perdido nuestra infancia. La idea es esencial, porque la infancia ya es irrecuperable, frente a lo material que sí podemos tener, pero que no nos produce más que comodidades ante la imposibilidad de hacer regresar al tiempo. Lo material, como un veneno que correo a Kane, no le libra del recuerdo, sino que le enfrenta, como una herida, a la felicidad perdida de la niñez.
Nos preguntamos, ¿qué identificación podríamos hallar entre Orson Welles y el personaje de Charles Foster Kane? La respuesta nos la da Juan Cobos, gran crítico de cine y gran amigo del cineasta americano, cuando nos dice lo siguiente, en su artículo "Cerveza, cerveza negra" (Algunas notas sobre Welles), aparecido también en el número de la desaparecida Nickelodeon, lo siguiente:

"Ese plano de Ciudadano Kane en que surge el periodista del Chronicle a disparar sus preguntas da idea exacta de cómo era Orson en el trabajo. Estamos convencidos de que uno de sus problemas, que a veces derivaban en una explosión, es que é limaginaba y pensaba a una velocidad muy superior a la normal. Y eso lo demostraba en los rodajes donde quería agilidad, cambiar rápidamente de un plano a otro, no dar tiempo a tomar claqueta, era una tensión, continuada mientras estaba tratando de lograr algo" (p. 37).

Esa tensión entraba luego en una fase de calma, que servía para conversar con los actores, porque la genialidad de Welles está en su película, vive inmersa en las imágenes, ya que Kane ambiciona, quiere más, vive y se desvive por sus objetivos, al igual que el director americano por sus películas, imágenes que le envuelven, que no le dejan parar, en una ruleta incansable en pos de la perfección.
La pluma de Herman J. Mankiewicz estaba detrás de la película, pero, conocido el alcoholismo del hermano guionista del gran director Joseph Leo Mankiewicz, Welles rehacía el guión, en ese esfuerzo por darle el sentido que debía tener.
Lo incomprensible vino de la Academia de Hollywood que no supo ver la grandeza de la película, su alta imaginería visual, su increíble configuración de la trama como si fuesen muñecas rusas que destapan enigmas continuos, su magnífica calidad de montaje, sus diálogos cincelados como si se tratase de una pieza de orfebrería. Lo cierto es que en la noche del 26 de febrero de 1942, en la gala de los Oscars, la película sólo ganó el premio al mejor guión original. Una historia tamizada como un espejo en el que podían reflejarse muchos de los hombres del cine (es inevitable la comparación de la ambición de Kane con la de los grandes productores como Warner o Mayer), fue castigada, porque muy pocos entendieron su originalidad o entendieron la película como un ataque al mundo de la avaricia y la ambición que ellos prodigaban.
La película fue un éxito para la crítica, pero no de público, porque, como nos recuerda André Bazin en su estudio sobre Welles "Ciudadano Kane estaba por encima de la edad mental del espectador americano y a lo sumo contribuyó a elevarla" (p. 95).
Kane, como nos vuelve a recordar Bazin, es un idealista y un estafador, un egoísta y un hombre desinteresado, según el espejo en que se mire. Precisamente, cada visión de él nos recuerda que Kane somos todos nosotros, seres que podemos darlo todo o no dar nada, pura contradicción que nos revela esta magistral película sobre nuestra condición humana.

Pedro García Cueto
Citizen Kane
Citizen Kane
Citizen Kane
 

 

 

Choisir votre langue

Toutes les cinécritiques

Pièces Détachées

Pièces Détachées Ivan, un adolescent de 14 ans et son oncle Jaime, revendeur de piè [ ... ]

Lire la suite...
Le fidèle

Le fidèle Le fidèle est un polar qui se déroule à Bruxelles. Il nous parle de gan [ ... ]

Lire la suite...
Une affaire de famille

Une affaire de famille   Osamu et son fils Shota recueillent une petite fill [ ... ]

Lire la suite...
Wonder Wheel (La Roue Magique)

Wonder Wheel (La Roue Magique)  

L’histoire de « Wonder Wheel » a pour  [ ... ]

Lire la suite...
Wonder Wheel (La Roue Magique) (3)

Wonder Wheel (La Roue Magique)  

L’histoire de « Wonder Wheel » a pour  [ ... ]

Lire la suite...
At Eternity’s Gate

Van Gogh. En el portal de la eternidad   Lors de l’année 1888, après avo [ ... ]

Lire la suite...

Articles de fond

Les sorties françaises de la rentrée en Espagne

Les sorties françaises de la rentrée en Espagne   L´amant double

La rentré [ ... ]

Lire la suite...
Sorties françaises à Madrid:

Sorties françaises à Madrid: Une vie de Stéphane Brizé et Le redoutable de Michel Haza [ ... ]

Lire la suite...
Nouvelles sorties françaises à Madrid:

Nouvelles sorties françaises à Madrid: " Ce qui nous lie" de Cédric Klapisch et " Lumière ! L´a [ ... ]

Lire la suite...
Nouvelles sorties françaises à Madrid: Le fidèle de Michaël Roskam

Nouvelles sorties françaises à Madrid: Le fidèle de Michaël Roskam  

Fran [ ... ]

Lire la suite...
Films français à Madrid:

Films français à Madrid: L´embarras du choix, Jeanette, l´enfance de Jeanne d´Arc et Mon garço [ ... ]

Lire la suite...
Films français à Pâques: « Barbara», « La villa» et « Le brio »

Films français à Pâques: « Barbara», « La villa» et « Le brio »    [ ... ]

Lire la suite...
VOD (Vidéo à la demande): Sortie en avril de deux films français

VOD (Vidéo à la demande): Sortie en avril de deux films français   Kalinka

 [ ... ]

Lire la suite...
« Les grands esprits» (« El buen maestro») et «Jusqu´à la garde» (« Custodia compartida »)

«Les grands esprits» (« El buen maestro») et «Jusqu´à la garde» («Custodia compartida [ ... ]

Lire la suite...

«Le semeur» («La mujer que sabía leer ») de Marine Francen  

"Le se [ ... ]

Lire la suite...

«L´atelier» («El taller de escritura») de Laurent Cantet  

"L´atelier"  [ ... ]

Lire la suite...
«Knock» («El doctor de la felicidad ») de Lorraine Lévy et « Corporate » de Nicolas Silhol

«Knock» («El doctor de la felicidad ») de Lorraine Lévy et « Corporate » de Ni [ ... ]

Lire la suite...
«Normandie nue» («Normandía al desnudo») de Philippe Le Guay

«Normandie nue» («Normandía al desnudo») de Philippe Le Guay  

"Normandi [ ... ]

Lire la suite...

«Numéro Une» («La número uno ») de Tonie Marshall
    Le der [ ... ]

Lire la suite...
L’influence des arts plastiques dans le cinéma (1)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Première Partie)   Alexander [ ... ]

Lire la suite...
L’influence des arts plastiques dans le cinéma (2)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Seconde partie)   Agora  [ ... ]

Lire la suite...
L’influence des arts plastiques dans le cinéma (3)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Troisième partie)   El gran  [ ... ]

Lire la suite...

Tous les interviews

Eric Lavaine : Le rire ou la comédie c´est ma façon de communiquer

Eric Lavaine : Le rire ou la comédie c´est ma façon de communiquer  

Eri [ ... ]

Lire la suite.
Ivan Calbérac: L´étudiante et M. Henri est une comédie profonde, touchante et universelle

Ivan Calbérac: L´étudiante et M. Henri est une comédie profonde, touchante et universelle  [ ... ]

Lire la suite.
Julien Rappeneau: Rosalie Blum est un film qui fait du bien

Julien Rappeneau: Rosalie Blum est un film qui fait du bien  

Julien Rappen [ ... ]

Lire la suite.
Thomas Kruithof

Thomas Kruithof: "Le film parle des tractations entre la politique et les services secrets mais c [ ... ]

Lire la suite.
Blandine Lenoir et Agnès Jaoui

Interview à Blandine Lenoir et Agnès Jaoui, réalisatrice et actrice de "Aurore" ("50 primaveras [ ... ]

Lire la suite.
Jérôme Salle

Jérôme Salle: "Pour décoder Cousteau, il y a une clé : la curiosité"  
Jér [ ... ]

Lire la suite.
Lambert Wilson

Lambert Wilson: "Cousteau fait partie d´une génération d´égoïstes après la guerre"  [ ... ]

Lire la suite.
Michel Hazanavicius

Michel Hazanavicius: " Aux français, je dirais que ce film est un morceau de leur histoire"  [ ... ]

Lire la suite.