Connexion

Lettre d'information

Tous les Festivals

George Segal

George Segal   Bus passangers (1997)

  Galerie Templon
30 Rue Beaubourg [ ... ]

Leer más...
David Hockney Rétrospective

David Hockney Rétrospective   Bus passangers (1997)

21 juin - 23 octobre [ ... ]

Leer más...
Wolfgang Laib - The beginning of something else

Wolfgang Laib - The beginning of something else   Laib Wolfgang - Bio

&nbs [ ... ]

Leer más...
Déjeuner sur l'herbe

Déjeuner sur l'herbe   Déjeuner sur l'herbe

  Galerie Thaddaeus Ro [ ... ]

Leer más...

Mai - Juin 2020


33º Festival Internacional de Cine de Vancouver (à traduire)


 Del 25 de septiembre al 10 de octubre de 2014  

Este año, muchos espectadores asistieron a la 33ª edición del Festival Internacional de Cine de Vancouver. Durante quince días, muchas películas han sido proyectadas en distintas salas de la ciudad. Con obras de todos los géneros cinematográficos y procedentes de todos los continentes, Vancouver alberga una de los más ilustres festivales de cine de Canadá.
Sin embargo, el Festival de Vancouver posee un escaso impacto internacional cuando se compara con su vecino el Festival Internacional de Cine de Toronto. Una de las explicaciones de este fenómeno es el tiempo de existencia de estos dos festivales canadienses. En efecto, este año, Toronto presentaba la 39ª edición de la T. I. F. F. Los premios otorgados explican también esta diferencia de notoriedad: de los diez premios del Festival de Toronto, siete son internacionales, mientras que en Vancouver de los seis premios, cinco son reservados únicamente a las producciones canadienses.
Sin embargo, Vancouver se diferencia de los demás festivales por sus objetivos y actúa como un trampolín para la nueva generación de cineastas. Uno de los principales objetivos de la V. I. F. F es desenterrar, promover los nuevos talentos y ofrecer una proyección internacional a jóvenes directores. El Jurado de esta 33ª edición ha seguido esta dinámica y no tuvo miedo de otorgar a primeras ficciones los premios más prestigiosos.
Así, el primer largometraje de Andrew Huculiak, "Violent", gana el premio al mejor film canadiense (Best Canadian Film) y de la Columbia Británica (Best BC film). La ópera prima de la cineasta canadiense Ana Valine, "Sitting on the Edge of Marlène", gana el premio reservado a los realizadores emergentes de la Columbia Británica (BC Emerging Filmaker). En la categoría de óperas primas internacionales, el premio del mejor realizador (Best New Director Award) ha sido entregado a la francesa Axelle Ropert, con su segundo largometraje "Tirez la langue, mademoiselle" (Miss and doctors).
Así, con sus primeros largometrajes, la nueva generación de cineastas canadienses se apropió de los premios más famosos de esta 33ª edición del Festival Internacional de Cine de Vancouver. Muchas primeras ficciones también han sorprendido a los espectadores del festival, como el segundo film del realizador peruano Daniel Rodríguez Risco "The Womb" ("El vientre"), seleccionado en la categoría "Best New Director Award ", o el primer largometraje de Mathieu Denis " Corbo ", que trata sobre un tema todavía tabú en Canadá. (Ver la entrevista)

Violent. (Dir.: Andrew Huculiak, Canadá/Noruega, 2014, 87 min)
"Violent" comienza con la desaparición de su personaje principal, Dagny (Dagny Backer Johnsen) y explora la cuestión de nuestras sensaciones, nuestros pensamientos durante los pocos segundos que nos separan de la muerte. Dagny, joven mujer rubia de rostro angelical, revive los momentos fuertes de su existencia, rodeada por las personas que ella más ha amado. La película se divide en cinco partes, en cinco personajes, en cinco momentos de vida. Entre cada cuadro, secuencias recortadas de imágenes irreales con sonidos punzantes, donde los cuerpos se elevan por los aires, donde la tierra se estremece y donde el mobiliario de las casas vuela en pedazos. En estos fragmentos de imágenes, la voz de la joven se superpone y se repite, articulados como un salmo, las mismas palabras: "it feels like water, it  feels like electricity, it  sounds like a humming fridge" ("Se siente como agua, se siente como electricidad, suena como un refrigerador zumbante")
Este año "Violent" es, sin duda, la ficción que más ha marcado al Festival Internacional de Cine de Vancouver. Primer largometraje de Andrew Huculiak, la película ha recibido dos premios: el premio a la mejor película canadiense (Best Canadian Film) y el premio al mejor film de la Columbia Británica (Best BC Film). Detrás de "Violent", se oculta un grupo de amigos integrado por la mayoría de los miembros del Grupo de música "We are The City", bien conocido en la ciudad de Vancouver. Para "Violent", es Andrew Huculiak quien asume el papel de realizador, pero el guión está también firmado por Josh Huculiak, Cayne Mckenzie y Joseph Schweers. Las jóvenes estrellas de rock explican con emoción a los espectadores del festival que vinieron para aclamarlos, el loco desafío de "Violent". Filmado totalmente en Noruega, en un idioma que no hablan, los jóvenes aficionados ruedan sólo trece días con un pequeño equipo y un micro-presupuesto. Todos ellos están también muy sorprendidos de ganar un premio en una categoría donde el célebre " Mommy ", de Xavier Dolan, está presente. El cine, para ellos, es el resultado de su pasión, de su amistad y de un trabajo en equipo donde cada uno ha sabido multiplicar los puestos: "En determinados momentos, había menos de cinco personas en la plataforma… a veces, sin medios de producción, caminábamos más de 10 kilómetros por día". Josh Huculiak narra también su colaboración diaria durante los ocho meses que precedieron al rodaje. Estaban, como lo subraya con una sonrisa en los labios, "todos desempleados". Crean, entonces, un guión con aspecto de ciencia-ficción y una banda sonora casi espiritual (su último álbum se titula también "Violent"). "¿Es la música la que inspiró las escenas o los diálogos los que han creado la música? " no saben… Ellos describen su recorrido creativo como un vaivén permanente, entre las notas y las palabras. Guión en mano, deciden ir a rodar en otro país y eligen Noruega: "Adoramos nuestra ciudad, pero para estar realmente inspirados, quisimos filmar lugares que nosotros no conocíamos". El rodaje comienza y tienen poco tiempo. Pero la pasión prevalece y " Violent " va creándose día tras día, adaptándose a los paisajes y a las propuestas de los comediantes.  El guión es preciso, pero en la intimidad de este equipo reducido, los actores profesionales y aficionados improvisan juntos para dar el tono justo, al instante. Actores aficionados como Bryn Bowen revientan así literalmente la pantalla.
De todas estas limitaciones, el equipo ha sabido aprovechar los beneficios y los pocos defectos de la película participan de su éxito. "Violent" es un éxito. En el núcleo de estas cinco partes, presenciamos el encuentro de personalidades diferentes, ricas, simples y profundamente humanas. Estos momentos resultan sin embargo desiguales, algunos personajes más trabajados crean situaciones más complejas. El primer episodio donde conocemos a la hermana de Dagny está poco inspirado y el espectador queda por un buen rato al margen, por así decir. Por el contrario, la evolución de la relación entre Dagny y Bengt, interpretado por Tor Halvor Halvorsen, es para cortar el aliento. Cuando la película termina, la pesadez y lentitud del comienzo se olvidan o perdonan y salimos enriquecidos de todos estos encuentros. En el país de los sentidos, de las sonoridades potentes y monocordes, de la emoción y del amor, nos elevamos y "Violent" se instala en nuestras cabezas, por largo tiempo...

Sitting of the Edge of Marlene (Dir.: Ana Valine, Canadá, 2014, 90 min.)
En su primer largometraje, Ana Valine adapta la novela de Billie Livingston "The Trouble with Marlene". Sammy (Paloma Kwiatkowski), una joven adolescente y aprendiz de embustera,  sigue a su madre Marlène (Suzanne Clément) en sus estafas cotidianas. Las dos mujeres sobreviven, mientras que Marlène fantasea con el regreso del padre de su hija. Pero a su salida de prisión, este hombre misterioso desaparece y Marlène se hunde entonces en una profunda depresión. El corazón roto, se sumerge en el alcohol, se entrega a  las píldoras y apechuga  hacia adelante, vagabundea por los bares en búsqueda de un amante que le haga olvidar su pena. Sammy, impotente frente a la desesperación de su madre, camina sobre la cuerda floja y disimula las emociones de su adolescencia. La joven mujer, sin modelo, apenas consigue elegir su propio camino entre el bien y el mal, entre las estafas y la moral religiosa, entre los brazos de un pequeño granuja de la edad de su progenitor, y amigo del liceo, demasiado tímido para demostrar que está enamorado de ella. Los errores, los caprichos de Marlène empeoran y Sammy tolera sus numerosos descarrilamientos. Las funciones se invierten, la adolescente toma cada vez más decisiones hasta convertirse, a su vez, en la madre. Un último asalto debería resultarles de este pozo sin fondo en el que las dos mujeres se ahogan.
Ana Valine logra perfectamente guiarnos en este doloroso recorrido iniciático, y desnuda, con habilidad, la relación ambigua y compleja de las dos mujeres. El relato se construye al ritmo de la evolución de Sammy: al principio frágil, tímida y admirativa de esta madre extravagante, la adolescente se transforma, poco a poco, en una joven robusta de mirada dura. Marlène también, en el trascurso de estos dos años, opera un cambio de frente: del amor incondicional que experimenta por su dócil progenie, oscila hacia los celos, una noche en la que, codo a codo las dos en un bar, un mozo la ignora para flirtear con Sammy. La joven cineasta intenta así descifrar el secreto del lazo que une a la madre y su hija. Con su primer film, nos muestra cómo el comportamiento de Marlène ha dado forma al futuro y a la personalidad de su hija.
Los colores del film, a la imagen de la adolescencia y de los ensueños de Marlène, permanecen amargos incluso en los momentos más críticos, incluso en el interior de esta casa-móvil de lo más insalubre. El sueño de lujo, de una vida mejor, del retorno de la suerte, permanece. La cámara, cerca de Sammy, a veces escondida en su nuca, nos permite observar a Marlène y compartir los dilemas de la jovencita. Ana Valine dirigió a sus actores con mano maestra, la interpretación de las dos mujeres es notable y los personajes secundarios poseen un color elevado. Hollywood comienza a apropiarse de Paloma Kwiatkowski, mientras que Suzanne Clément nos demuestra, una vez más, que es una de las actrices más talentosas de su generación.

El vientre (Dir.: Daniel Rodríguez Risco, Perú, 2014, 83 min)

Bajo sus rasgos juveniles y su rostro tierno, Mercedes (Mayella Lloclla) sobrevive cortando pedazos de carne en una fábrica. Silvia (Vanessa Saba), rica viuda, descubre así a la joven, con su delantal blanco cubierto de sangre. La emplea entonces para ocuparse del interior de su lujosa propiedad, situada fuera de la ciudad. Mercedes toca el cielo con las manos, su patrona es amable y este nuevo empleo le garantiza un salario decente y una habitación confortable. En el seno de este ámbito, Jaime (Manuel d'Or), joven encantador y divertido, hace arreglos en el exterior de la mansión.  Mercedes no tarda en caer bajo el encanto. Pero, en este mundo enclaustrado, la joven pareja vive bajo la mirada cada vez más curiosa y opresiva de Silvia. Mercedes queda embarazada y los dos amantes deciden instalarse en la ciudad, en lo del tío de Jaime. Las palabras atenciosas, la paciencia, la generosidad y las sonrisas de la viuda desaparecen. Ni pensar en que Mercedes la abandone. Este bebé, es el suyo.
Desde los primeros minutos del film, el realizador nos deja indicios y parece indicarnos que en este thriller psicológico, no llegamos al final de nuestras penas. Gran éxito de taquilla en su Perú natal, el film es de un suspenso casi insoportable. Buen alumno, Daniel Rodríguez Risco nos impresiona en su capacidad para manejar los códigos del género, aún si la película deja una impresión de "ya visto". Uno piensa sobre todo en "Misery" de Rob Reiner o en "Die! Die! My Darling" de Silvio Narizzano. Uno encuentra, así,  las miradas glaciales, las puertas que se cierran de un golpe, las sombras en las ventanas, las percusiones de los pasos enemigos que se acercan… y el deseo de gritar: "¡Detrás de ti!", a la inocente Mercedes. El ritmo está perfectamente manejado: el suspenso crece y alcanza su apogeo en los últimos minutos del film. Los ojos fijos en la pantalla o la mirada rápidamente desviada hacia un vecino benevolente, uno retiene el aliento. 
En "El vientre", existe también el placer de encontrar  mujeres asumiendo roles tan importantes, en un registro habitualmente reservado a los personajes masculinos. Las dos actrices cumplen perfectamente sus papeles y Silvia inscribe su nombre en los personajes femeninos maléficos del cine. Roles a la altura del talento de estas dos actrices, a quienes Daniel Rodríguez Risco ha ofrecido sin duda una carrera internacional. Por el momento, el equipo permanece en Perú y se apresta a rodar la segunda parte de la saga. El cineasta pondrá entonces en escena el pasado de Silvia e intentará responder a esta importantísima pregunta: "¿Pero por qué ella es tan cruel?"

Largometrajes de realizadores más experimentados también han atraído la atención de los espectadores del festival. Es el caso de "Hermosa Juventud" ("Beautiful Youth") de Jaime Rosales, que marcó al público. En "Kraftidioten" ("En orden de desaparición"), el humor negro de Hans Petter Moland logra su objetivo. En cuanto a " Elephant Song ", de Charles Binamé, seleccionado en la categoría de mejores films canadienses, es Xavier Dolan, también nominado en esta misma categoría con su película " Mommy ", quien interpreta el papel principal.

Hermosa Juventud (Dir.: Jaime Rosales, España/Francia, 2014, 102 min)

Natalia (Ingrid García Jonsson), una joven española de veinte años, vive todavía con su madre y con su hermano menor. Sin empleo, la joven tiene dificultad para volverse independiente y abandonar el domicilio familiar. Para ocupar sus días, ella callejea con sus amigos y su novio Carlos (Carlos Rodríguez). A pesar de la pobreza, las dificultades, las peleas y la falta de perspectivas de futuro, Carlos y Natalia se aman tiernamente. Las preocupaciones de dinero se acumulan y ellos deciden, para ganar seiscientos euros, actuar en un corto porno aficionado. Natalia queda embarazada. En España, ella lo sabe, no  tendrán ninguna oportunidad de salir adelante con este hijo. Después del nacimiento de su hija, la joven decide partir hacia Alemania y deja a su bebé al cuidado de su madre, el tiempo necesario para encontrar un trabajo. Pero el paraíso alemán no cumple sus promesas y pese a sus tentativas, Natalia se encuentra de nuevo en el punto de partida: desnuda frente a una cámara barata.
Sin ningún artificio, Jaime Rosales nos revela la vida, los fracasos de la nueva generación española y confronta al público del Festival Internacional de Cine de Vancouver con una realidad a menudo ignorada más allá del Atlántico. En 2014, en España hay más de un joven sobre dos en situación de desempleo. El título "Beautiful Youth" es de una ironía de lo más áspera. El director no desfigura la realidad, nos la presenta tal como es. La película comienza indicándonos, por otra parte, esta intención: sentados en un sofá, filmados como en un documental, Natalia y Carlos se expresan sobre sus condiciones de vida, su amor y su sexualidad. Cámara al hombro -voluntariamente mal fijada- durante todo el largo, las imágenes oscilan hasta marearnos. En apartamentos poco amueblados y bajo una luz cruda, nuestros héroes, de rasgos  ojerosos, dan el tono justo. Para huir del desempleo, Natalia decide ir a vivir a Alemania. Jaime Rosales utiliza los medios de comunicación de las nuevas generaciones, para informarnos acerca del destino de la joven. Gracias a los mensajes de texto, a Instagram, a las cuentas Facebook, a las conversaciones por  Skype de nuestros dos héroes, asistimos al nacimiento de su hija, a sus primeros años, a la llegada de Natalia a Alemania, a sus primeros empleos... La película termina como ha iniciado. Natalia sigue dócilmente las órdenes que se le imparte, en adelante en alemán, y se desnuda.
Así Jaime Rosales nos recuerda que Natalia no es prisionera de la situación económica de su país, sino de una época, de un sistema que se desinteresa por la juventud. Incluso en el seno de su propia familia, sus padres, atrapados en sus propias preocupaciones materiales, aislados por el divorcio, se encuentran impotentes frente a la desesperación de la joven e ignoran todas sus elecciones. Cuando los títulos de cierre aparecen, la nueva generación de la sala se sofoca ruidosamente. Nos sentimos cercanos a esta pareja, podríamos encontrarnos en la misma situación. Buena defensa de esta juventud abandonada, Jaime Rosales firma una obra comprometida, incisiva y necesaria.

Kraftidioten (Dir.: Hans Petter Moland, Noruega/Suiza/Dinamarca, 2014, 115 min)
Hombre taciturno, de vida más bien banal, Nils (Stellan Skarsgård), conductor de quitanieves, es elegido "ciudadano del año" por su comunidad.  En esta escenografía noruega espléndida, rodeada de la inmaculada blancura del invierno, Nils surca su región para desobstruir las carreteras nevadas. Pero la muerte de su hijo por sobredosis lo transforma en un hombre sediento de venganza. Convencido de que su único hijo ha sido asesinado, este padre persigue y mata a los hombres responsables de su muerte. Desde los pequeños traficantes hasta los más grandes mafiosos, todo el mundo pasa por las manos de Nils. En esta loca carrera hacia la venganza, este buen ciudadano no yerra ningún blanco. Los cadáveres se acumulan, y en la venganza de un único hombre contra el hampa, la justicia es para todos.
En el séptimo largometraje de Hans Petter Moland, todo está en el título. El héroe mata, uno por uno, a los hombres responsables de la muerte de su hijo. El nombre del difunto entonces aparece en la pantalla en "orden de desaparición". La historia nos recuerda al famoso "History of Violence" de David Cronenberg. Allí también, el héroe se transforma en un tiempo ínfimo, en otro hombre completamente diferente: un hombre del pasado. Pero en "Kraftidioten" ("En orden de desaparición"), el director juega con los códigos y nos relata, con un segundo grado desopilante y una puesta en escena ritmada, la venganza de un solo hombre contra un cartel de drogas. Noruega en invierno y sus zonas montañosas ofrecen escenarios espléndidos, poéticos, a este film que toma entonces la apariencia de un cuento grotesco.
Las reacciones son graciosas y las situaciones suficientemente absurdas para hacernos reír. La sangre se derrama en abundancia sobre la nieve, los cadáveres terminan incansablemente en el mismo torrente, los dos secuaces del padrino viven una historia de amor oculta, y la mujer de Nils lo abandona con una carta vacía... Uno vuelve a hallar las recetas de éxito de un buen Tarantino: los diálogos son graciosos, rápidos, incisivos, a veces toma prestadas cosas absurdas y las acciones de estos pequeños bandidos resultan completamente dislocadas. El jefe de este cártel, joven alocado con crisis infantiles y el ego sobredimensionado, mata a todas las personas que lo irritan… Irresistible colección de fallos, Hans Petter Moland se burla de estos mafiosos incultos y realiza la proeza de permanecer, casi a todo lo largo de su película, en el límite de una mala caricatura. En esta galería de retratos, uno lamenta un poco el no encontrar un personaje atrayente. Uno aprecia, entonces, los últimos quince minutos de esta ficción, cuando Nils secuestra al joven hijo de su enemigo.  En contacto con el niño, su rostro se suaviza y sus rasgos ponen de manifiesto su pena. Vislumbrar su tristeza y sus dudas nos recuerda lo que habíamos casi olvidado: nuestro héroe está de luto.

Elephant Song (Dir.: Charles Binamé, Canada, 2014, 110 min)
En el seno de un hospital psiquiátrico, un doctor desaparece misteriosamente. La última persona en haberlo visto es uno de sus pacientes: Mickael (Xavier Dolan), joven febril, de inteligencia viva y picante. El doctor Green (Bruce Greenwood) se apersona en el lugar, con la finalidad de resolver este asunto antes de que se disemine. Convencido de la culpabilidad de Mickael en la desaparición del doctor Lawrence, el psiquiatra lo interroga e intenta hacerlo confesar. En medio de este dúo masculino, Miss Peterson (Catherine Keener), enfermera en jefe del hospital, conoce bien los juegos malsanos y la inestabilidad de Mickael. Ella intenta advertir a su colega. Pero persuadido de poder alcanzar una solución solo en este asunto, el doctor Green no escucha las advertencias de Miss Peterson y subestima al joven. Mickael aprovecha entonces para ejecutar su plan y llevar a todo el mundo tras los singulares pasos de su canción preferida: " Un éléphant, ça trompe, ça trompe... Un éléphant ça trompe énormément…" ("Un elefante, engaña, engaña… Un elefante engaña enormemente…")(1).
Seleccionado para el premio al mejor film canadiense del año (Best Canadian Film), "Elephant Song" es la adaptación epónima de la pieza de teatro de Nicolas Billon. Desde los primeros instantes del film, el realizador nos sumerge en la infancia de Mickael, cuando su madre, famosa cantante de ópera, no le presta ninguna atención. No le hacía falta menos a Xavier Dolan para embalarse con este papel principal de joven perdido, brillante y abandonado por sus padres. Charles Binamé dice del joven prodigio canadiense "que hierve de ideas " y procura sin cesar enriquecer la psicología de su personaje con los detalles más ínfimos. Frente a él en esta situación sin salida, el actor Bruce Greenwood interpreta al doctor Green. Su actuación es precisa y meticulosa. Los dos hombres se enfrentan y se desafían, cada uno con su propia realidad. ¿Quién puede entrever mejor la verdad, el enfermo o el doctor? ¿Quién sostiene realmente las riendas de este juego endemoniado?
A pesar de la sutileza de las interpretaciones, la tensión se evapora en medio de la película. Charles Binamé, al querer hacer bien, nos muestra demasiado: los indicios son superabundantes y traídos a veces de manera grosera. Los flash-backs sobre la infancia de Mickael nos abren demasiado temprano la puerta de su psique, descalificándolo como asesino potencial. El suspenso se disipa y la mecánica de este thriller se enmaraña. En este juego de pistas, la exaltación se desvanece, el espectador se siente herido y abandona, poco a poco, toda investigación para darse directamente por vencido. Pero el rebote temerario de los últimos minutos reactiva nuestra atención y asegura a la película nuestra indulgencia.

Maud Ducré Pugliese

Nota:

-1 Hay un juego de palabras entre el sustantivo "trompe" (trompa de elefante) y el verbo "tromper" (engañar, embaucar, trapacear).

33º Festival Internacional de Cine de Vancouver





 

 

Choisir votre langue

Toutes les cinécritiques

Pièces Détachées

Pièces Détachées Ivan, un adolescent de 14 ans et son oncle Jaime, revendeur de piè [ ... ]

Lire la suite...
Le fidèle

Le fidèle Le fidèle est un polar qui se déroule à Bruxelles. Il nous parle de gan [ ... ]

Lire la suite...
Une affaire de famille

Une affaire de famille   Osamu et son fils Shota recueillent une petite fill [ ... ]

Lire la suite...
Wonder Wheel (La Roue Magique)

Wonder Wheel (La Roue Magique)  

L’histoire de « Wonder Wheel » a pour  [ ... ]

Lire la suite...
Wonder Wheel (La Roue Magique) (3)

Wonder Wheel (La Roue Magique)  

L’histoire de « Wonder Wheel » a pour  [ ... ]

Lire la suite...
At Eternity’s Gate

Van Gogh. En el portal de la eternidad   Lors de l’année 1888, après avo [ ... ]

Lire la suite...
Paterson (3)

Paterson   Paterson (Adam Driver) est chauffeur de bus dans la petite ville  [ ... ]

Lire la suite...

Articles de fond

Les sorties françaises de la rentrée en Espagne

Les sorties françaises de la rentrée en Espagne   L´amant double

La rentré [ ... ]

Lire la suite...
Sorties françaises à Madrid:

Sorties françaises à Madrid: Une vie de Stéphane Brizé et Le redoutable de Michel Haza [ ... ]

Lire la suite...
Nouvelles sorties françaises à Madrid:

Nouvelles sorties françaises à Madrid: " Ce qui nous lie" de Cédric Klapisch et " Lumière ! L´a [ ... ]

Lire la suite...
Nouvelles sorties françaises à Madrid: Le fidèle de Michaël Roskam

Nouvelles sorties françaises à Madrid: Le fidèle de Michaël Roskam  

Fran [ ... ]

Lire la suite...
Films français à Madrid:

Films français à Madrid: L´embarras du choix, Jeanette, l´enfance de Jeanne d´Arc et Mon garço [ ... ]

Lire la suite...
Films français à Pâques: « Barbara», « La villa» et « Le brio »

Films français à Pâques: « Barbara», « La villa» et « Le brio »    [ ... ]

Lire la suite...
VOD (Vidéo à la demande): Sortie en avril de deux films français

VOD (Vidéo à la demande): Sortie en avril de deux films français   Kalinka

 [ ... ]

Lire la suite...
« Les grands esprits» (« El buen maestro») et «Jusqu´à la garde» (« Custodia compartida »)

«Les grands esprits» (« El buen maestro») et «Jusqu´à la garde» («Custodia compartida [ ... ]

Lire la suite...

«Le semeur» («La mujer que sabía leer ») de Marine Francen  

"Le se [ ... ]

Lire la suite...

«L´atelier» («El taller de escritura») de Laurent Cantet  

"L´atelier"  [ ... ]

Lire la suite...
«Knock» («El doctor de la felicidad ») de Lorraine Lévy et « Corporate » de Nicolas Silhol

«Knock» («El doctor de la felicidad ») de Lorraine Lévy et « Corporate » de Ni [ ... ]

Lire la suite...
«Normandie nue» («Normandía al desnudo») de Philippe Le Guay

«Normandie nue» («Normandía al desnudo») de Philippe Le Guay  

"Normandi [ ... ]

Lire la suite...

«Numéro Une» («La número uno ») de Tonie Marshall
    Le der [ ... ]

Lire la suite...
L’influence des arts plastiques dans le cinéma (1)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Première Partie)   Alexander [ ... ]

Lire la suite...
L’influence des arts plastiques dans le cinéma (2)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Seconde partie)   Agora  [ ... ]

Lire la suite...
L’influence des arts plastiques dans le cinéma (3)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Troisième partie)   El gran  [ ... ]

Lire la suite...

Tous les interviews

Julien Rappeneau: Rosalie Blum est un film qui fait du bien

Julien Rappeneau: Rosalie Blum est un film qui fait du bien  

Julien Rappen [ ... ]

Lire la suite.
Thomas Kruithof

Thomas Kruithof: "Le film parle des tractations entre la politique et les services secrets mais c [ ... ]

Lire la suite.
Blandine Lenoir et Agnès Jaoui

Interview à Blandine Lenoir et Agnès Jaoui, réalisatrice et actrice de "Aurore" ("50 primaveras [ ... ]

Lire la suite.
Jérôme Salle

Jérôme Salle: "Pour décoder Cousteau, il y a une clé : la curiosité"  
Jér [ ... ]

Lire la suite.
Lambert Wilson

Lambert Wilson: "Cousteau fait partie d´une génération d´égoïstes après la guerre"  [ ... ]

Lire la suite.
Michel Hazanavicius

Michel Hazanavicius: " Aux français, je dirais que ce film est un morceau de leur histoire"  [ ... ]

Lire la suite.