Connexion

Lettre d'information

Tous les Festivals

Les Fleurs de Shanghai

Les Fleurs de Shanghai   Splendeurs er misères des courtisanes Chinoises film [ ... ]

Leer más...

Une(S)+ Argentines et brésiliennes en état unique d’art   Tout le bâtim [ ... ]

Leer más...

Septembre - Octobre 2021


Attack the Block (à traduire)


 Gran Bretaña, 2011
Dirección:  Joe Cornish
Reparto: John Boyega, Jodie Whittaker, Leeon Jones, Luke Treadaway, Paige Meade, Nick Frost.
Duración: 88 minutos

Nota Cinecritic
Muy Buena

 
Nunca una invasión alienígena había estado tan equivocada al elegir un lugar para comenzar su ataque… quizá los de Distrito 9… pero esa es otra historia.
En los suburbios de Londres, una extraña criatura del espacio cae en la zona de EL BLOQUE, un edificio a las afueras de la ciudad,  habitado por pandilleros y drogadictos que dan buena cuenta de la nueva criatura.
Sin saber bien que es lo que acaban de hacer, la pandilla protagonista deberá enfrentarse a una invasión alienígena en toda regla y sobrevivir a ella.
El grupo formado por Edgar Wright, Simon Pegg, Joe Cornish y Nick Frost atacan de nuevo tras Zombie Party y Hot Fuzz. En este caso, Wright produce, Frost actúa brevemente, Pegg descansa y Cornish pasa de actor a director/guionista.
El resultado no puede ser más divertido, irreverente y alocado. Con unos actores jóvenes que se compenetran de vicio y un Frost asumiendo su papel de secundario ocasional, la película, ópera prima de Joe Cornish, recupera el espíritu de las anteriores obras de este grupo y no se limita a ser una simple parodia del cine de ciencia-ficción.
Rápida y concisa, su introducción es instantánea. Nos presenta rápidamente los roles de cada personaje, convierte al futuro héroe en villano para conseguir una ascensión más evidente, y ya, no hay tiempo para más, porque en ese momento llega el primer extraterrestre y nos meterá de lleno en la historia.
El inicio del film juega con una ambigüedad moral peligrosa para el espectador, pues no es precisamente empatía lo que esos chavales de los suburbios de Londres desprenden. Así que, de entrada, la película ya presenta a sus héroes por accidente como unos hoodies (adolescentes pandilleros que visten con cazadoras o sudaderas con capucha) más interesados en los delitos menores y la gresca de extrarradio que en salvar el planeta.
Los villanos, es decir, los extraterrestres, también son harto peculiares. Ante la tendencia actual de presentar a los alienígenas como seres amorfos y casi abstractos sin ningún tipo de carisma, Attack the Block contraataca con una tropa de criaturas de diseño muy original que parecen muy peligrosas y enrabietadas, sí, pero, pobres, no saben la que les va a caer encima.
Los personajes son como son, no son héroes, son chavales de 15 años (algunos de 9) que ya son una lacra para la sociedad y viven marginados del resto. Roban y montan jaleo indiscriminadamente, eso sí, no se meten con nadie que viva en su bloque. El edificio, The Block, también es protagonista, los asuntos del bloque quedan y se resuelven por ellos mismos.
Con todo el aspecto de una película de serie B, con un presupuesto muy limitado pero con un guión y acción muy ingeniosos, su inteligente mezcla de ciencia ficción y comedia enfrenta a unos invasores espaciales peludos y dentones, que hacen homenaje a los Critters, contra jóvenes gamberros del sur de Londres.
El único efecto de estos "perros del espacio" es que les brillan sus afiladas dentaduras. Lo demás es imaginación, creatividad, personajes y diálogos creíbles, humor a raudales y una conexión plena con el sentir juvenil de la calle de hoy en día que valorará su continuo hip hop y su estética de barrio marginal.
Estos gamberros se componen de un reparto completamente desconocido y muy logrado junto a unos estupendos efectos especiales y un montón de energía. Nos encontramos ante una invasión extraterrestre infecciosamente divertida que respeta las convenciones del género y anima el brebaje con un distintivo sabor local. Cuenta con una serie hilarante y ruidosa de persecuciones y batallas, y no carece de sentido del espectáculo, humor feroz y, lo más importante, sentido lúdico a pleno rendimiento.
Más allá de una apología a la cultura de pandillas y quitando cualquier sentimentalismo spielbergiano, la amenaza es real: ataca, muerde y mata. La película parece ser consciente de los lugares comunes que visita, de esos personajes secundarios con caducidad y sus resoluciones de guión, pero mantiene cierta ubicación de otra realidad: niños pandilleros armados con navajas, katanas y bates de béisbol que son conscientes de su escala social y racial. Inteligentemente esa capa, diálogos y discursos sobre drogas, armas (y ahora alienígenas) contra el black power quedan exonerados, rebajados y desdramatizados con detalles de la cultura musical y/o pop.
Pero aparte de ser muy entretenida, Attack The Block nos revela una cruda verdad: da lo mismo que haya una crisis financiera, laboral y social global o una invasión alienígena. Los que pagan los platos rotos (y realmente son los héroes, por incontestable supervivencia propia y salvación del resto) son siempre los mismos.
Lo más admirable de la película es la velocidad con que se desarrolla el conflicto, el modo en que saca partido de la pobreza de medios, el sentido del humor con que caracteriza a los personajes. Avanza a base de golpes de genio y el resultado es una de las sorpresas más grandes del año pasado.
Attack the Block son 80 minutos que se pasan a una velocidad endiablada y que con toda seguridad se va a convertir en película de culto. Su ritmo en constante ascensión (ojo, que es muy complicado subir permanentemente el nivel durante 80 minutos) nos deja sedientos de más aventuras. La dosificación de situaciones y comedia/Sci-Fi optimizan un resultado que podría haberse visto afectado por la exasperación de dar un sobrecargado protagonismo a unos chicos negros malhablados, pero no es el caso.
Sus señas de identidad son del cine de los 80 aplicado a la ciencia ficción como también vimos el verano pasado en Super 8, pero ambas son completamente diferentes, sobre todo en presupuesto. Comprobar que un guión divertido y sin escenas rodadas con cientos de pantallas azules y efectos de ordenador, aún puede tener una dignidad y calidad que respete la inteligencia del espectador, es siempre una gran satisfacción.
Esta película está dirigida a una generación obsesionada con la TV, los videojuegos y la música. Sus propios protagonistas no saben dónde ubicar a las criaturas amenazantes caídas del cielo utilizando referencias potterianas, tolkianas o cinematográficas. Esa despreocupación por el entorno y la amenaza queda inicialmente expuesta en que están más inquietos por aquello que puedan ganar frente a si van a sobrevivir.
Su potente puesta en escena juega muy bien las bazas de la oscuridad, la niebla y los espacios reducidos. La bestial combinación de música e imágenes (y eso que no soy fan del rap) otorga y resta trascendencia según el momento lo requiera dinamitando las explosivas posibilidades que este tipo de música posee para acentuar cualquier acción o momento tenso.
El bloque de pisos en el que se desarrolla la mayor parte de la película es todo un acierto, primero por la posibilidad de entrar a casas radicalmente distintas, que suponen pequeños mini escenarios improvisados cuando la acción lo requiere. Cornish también se aprovecha de sus características para hacer de ésta una vivienda terrorífica, con esos pasillos terriblemente largos y el siempre horrible ascensor. Escenarios muy similares son los empleados en la serie también de género fantástico MISFITS, cuyo argumento se desarrolla en torno a estos suburbios británicos.
En la última media hora de la película el terror se apodera de la pantalla, consiguiendo un final que casi podríamos considerar épico. Pero lo mejor de todo, no es que consiga todo esto, que consiga meter miedo, que consiga una atmósfera aterradora, etc. No, lo mejor de todo es que mientras consigue todo esto, la película no pierde en ningún momento la sonrisa y la mala leche, y es capaz de sacarle una carcajada al espectador más asustado.
Mamporros, cachondeo y monstruitos. Eso es lo que hay que pedirle a 'Attack the Block' porque eso es lo que da. Mantiene un alquímico equilibrio entre los materiales que la construyen: pesan lo mismo la parte de acción, la parte fantástica y la parte humorística.
Attack the Block es una fantástica película, sorprendentemente realizada por un director debutante. Una de esas películas que desde que se estrenan están destinadas a convertirse en una obra culto, que pasará por los ojos de varias generaciones. Una de esas joyas raras que de vez en cuando se descuelgan del genio de algún realizador o intérpretes casi desconocidos, jóvenes, frescos y asombrosos.

Virginia García
Attack the Block
Attack the Block
Attack the Block
 





 

 

Choisir votre langue

Toutes les cinécritiques

Une affaire de famille

Une affaire de famille   Osamu et son fils Shota recueillent une petite fill [ ... ]

Lire la suite...
Wonder Wheel (La Roue Magique)

Wonder Wheel (La Roue Magique)  

L’histoire de « Wonder Wheel » a pour  [ ... ]

Lire la suite...
Wonder Wheel (La Roue Magique) (3)

Wonder Wheel (La Roue Magique)  

L’histoire de « Wonder Wheel » a pour  [ ... ]

Lire la suite...
At Eternity’s Gate

Van Gogh. En el portal de la eternidad   Lors de l’année 1888, après avo [ ... ]

Lire la suite...
Paterson (3)

Paterson   Paterson (Adam Driver) est chauffeur de bus dans la petite ville  [ ... ]

Lire la suite...
L-inegalite entre les sexes dans Colette et dans The wife

L’inégalité entre les sexes dans Colette et dans The wife   Colette est  [ ... ]

Lire la suite...
Roma

Roma   Roma est un film dramatique mexicain de 2018 réalisé, écrit, co-ph [ ... ]

Lire la suite...
Roma (2)

Roma   Roma est un film dramatique mexicain de 2018 réalisé, écrit, co-ph [ ... ]

Lire la suite...
J’ai infiltré le Ku Klux Klan

J’ai infiltré le Ku Klux Klan   États-Unis, 2018
Titre original : « Blac [ ... ]

Lire la suite...
Deux drames musicaux ont concouru aux Golden Globes 2019

Deux drames musicaux ont concouru aux Golden Globes 2019   Le 6 janvier 2019,  [ ... ]

Lire la suite...

Articles de fond

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (1)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Première Partie)   Alexander [ ... ]

Lire la suite...
L’influence des arts plastiques dans le cinéma (2)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Seconde partie)   Agora  [ ... ]

Lire la suite...
L’influence des arts plastiques dans le cinéma (3)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Troisième partie)   El gran  [ ... ]

Lire la suite...
L’influence des arts plastiques dans le cinéma (4)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Quatrième Partie)   A bigger [ ... ]

Lire la suite...
L’influence des arts plastiques dans le cinéma (5)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Cinquième partie)   Dan [ ... ]

Lire la suite...
Deux longs métrages récents basés sur des attentats réels

Deux longs métrages récents basés sur des attentats réels   Tower est un d [ ... ]

Lire la suite...
La flute magique

La symbolique occulte au cinéma Symboles hermétiques dans La Flûte Magique    [ ... ]

Lire la suite...
La flute magique (2)

La symbolique occulte au cinéma Symboles hermétiques dans La Flûte Magique    [ ... ]

Lire la suite...

Tous les interviews