Connexion

Lettre d'information

Tous les Festivals

Les Fleurs de Shanghai

Les Fleurs de Shanghai   Splendeurs er misères des courtisanes Chinoises film [ ... ]

Leer más...

Une(S)+ Argentines et brésiliennes en état unique d’art   Tout le bâtim [ ... ]

Leer más...

Septembre - Octobre 2021


Habemus Papam (à traduire)


 
Italia/Francia, 2011
Dirección y guión: Nanni Moretti
Elenco: Michel Piccoli, Nanni Moretti, Jerzy Stuhr, Renato Scarpa, Margherita Buy.
Duración: 104 minutos

Nota Cinecritic
Excellente
 

Luego de la muerte del Papa, el Cónclave se reúne para elegir su sucesor. Son necesarias varias votaciones antes de elevar el humo blanco al cielo. Por fin, uno de los cardenales es elegido. Pero los fieles, reunidos en masa en la Plaza San Pedro, esperan en vano la aparición del nuevo pontífice en el balcón del Vaticano, pues parece que el recién elegido no está listo para soportar el peso de tal responsabilidad. Tal vez sea angustia, depresión, temor de no sentirse a la altura, el mundo entero pronto queda preso de la incertidumbre mientras el Vaticano intenta encontrar soluciones para salir de la crisis.
El cónclave de Habemus Papam es ficticio, es la forma como Nanni Moretti imagina una elección en el seno del Vaticano, dejando así planteadas algunas problemáticas políticas, religiosas y universalmente humanas.
El primero de estos temas, que llama poderosamente la atención, es la puesta en escena del teatro dentro del cine. Más precisamente La Gaviota de Chejov. ¿Pero, por qué Chejov?
Verónica López Quesada, en su texto Chejov. El brillo perdido y la apatía existencial da una posible clave de lectura en este párrafo: "Sus dramas manifiestan la imposibilidad del hombre moderno de poner en acto sus deseos, su indolencia, la inercia moral y la falta de responsabilidad. Ambientados en casas de provincia, los personajes se ven sometidos al aburrimiento y la monotonía característicos de una clase aristocrática que ha perdido sus motivaciones."(1) Los personajes de Chéjov son seres frustrados, seres que no han tenido fuerza moral para lograr sus deseos en la vida y se resignaron a la apatía, a la indolencia y a la falta de metas. Son seres profundamente infelices que no han sabido, o no han podido, adaptarse a los cambios, a los nuevos tiempos, quedando anquilosados en viejas estructuras. Pero no son buenos o malos. Lejos de una postura maniquea, el conflicto se desencadena dentro de cada uno de ellos, entre el bien y el mal que convive en su interior, mostrando así el genial escritor ruso, lo contradictorio de la naturaleza humana.
Si tenemos en cuenta que una puesta en escena dentro de un filme siempre es una importante clave de lectura para dicho filme, llegaremos a la conclusión de que Habemus Papam es una gran puesta en escena chejoviana y Melville, el cardenal elegido (y renunciante) no es ni más ni menos que un personaje chejoviano. Después de todo queda claro que se trata de un hombre frustrado que no ha podido seguir su verdadera  vocación de actor y que es profundamente infeliz por ello. Todo el conflicto se desata en una tormenta interior, y esa tormenta se expande hacia afuera, hacia el entorno. Al igual que los personajes chejovianos de La Gaviota o de El Jardín de los Cerezos, Melville no ha podido adaptarse a los cambios, quedando limitado a una estructura. Pero él no está solo, forma parte  y de alguna manera representa al Vaticano, una institución tan anquilosada y vetusta como él.
Los demás elementos del filme sólo refuerzan esta hipótesis. Por ejemplo los soldados de la guardia suiza parecen actores disfrazados con trajes del siglo XV. Aquí se habla tanto de la puesta "teatral" como del anacronismo de las instituciones eclesiásticas. Uno de estos guardias va a hacer las veces de Papa detrás del cortinado, de la misma forma que un actor. Sólo que este actor se comunica con el público sólo a través del movimiento de una cortina. Y aquí es evidente que todo el Vaticano está montado como si fuese un escenario. Los cortinados rojos se asemejan en gran medida al telón de un teatro. Incluso el comunicarse a través del movimiento de una cortina puede comprenderse mejor en ese contexto, ya que, en el teatro, el telón es lo que separa, y a la vez comunica, la zona de la representación o escenario y la platea, o sea, el espacio del público. 
Los rituales eclesiásticos terminan convirtiéndose en una representación teatral que se repite una y otra vez. Los obispos están encerrados en sus camarines, aislados del público, sin contacto con el mundo exterior. El doble aparece en escena sólo para profundizar más la mentira, la ilusión, moviendo la cortina para que el mundo continúe rindiendo pleitesía a la investidura, pero el hombre se pierde en esa investidura, es igual que esté o no, y puede estar encarnado por una u otra persona, igual que el personaje de una obra de teatro puede estar encarnado por diferentes intérpretes. Detrás de la cortina, no hay nada, es sólo cuestión de fe.
Pero esa fe se pone de pronto en trance cuando el actor entra en pánico escénico. Se rompe esa confianza mutua, esa ilusión que es sólo eso, una ilusión. El fracaso del actor es el fracaso de Iglesia como institución. En la renuncia final, el Papa Melville hace mutis por el foro, se retira de escena dejando el ventanal vacío y el telón ondeando al viento. La masa atónita enmudece, queda huérfana de Padre. Para ellos es inconcebible ese vacío de poder, necesitan una autoridad que los guíe pero también a quien responsabilizar por sus errores. La masa de gente actúa de una manera muy similar a la visión que Chejov tenía del ser humano y su imposibilidad de hacerse responsable por su propio destino.
La elección del tema Todo Cambia, con letra de Julio Numhauser y voz de Mercedes Sosa, como parte de la banda sonora, es una parodia sobre la resistencia de la Iglesia a los cambios. La letra no habla de la necesidad de cambiar sino de la imposibilidad de no hacerlo: "Cambia lo superficial/ Cambia también lo profundo /Cambia el modo de pensar /Cambia todo en este mundo/ Cambia el clima con los años / Cambia el pastor su rebaño/ Y así como todo cambia / Que yo cambie no es extraño". Mientras tanto, los cardenales bailan al ritmo.
Este distanciamiento de la realidad actual y esta resistencia al cambio son puestos en crisis cuando lo sagrado se encuentra con lo profano. De ello hay varios indicios. El más notorio es el encuentro con el psicoanálisis y su agnosticismo cientificista. Pero Habemus Papam también parodia al psicoanálisis.  Por ejemplo, el psicoanalista y su esposa muestran algunos síntomas de exceso de ego: la mujer se separa de él por una cuestión de competencia profesional. Al comienzo él se siente incómodo dentro del Vaticano, pero con el correr de los días termina sintiéndose más a gusto en ese ámbito cerrado, que el Papa recién electo. En un punto el psicoanálisis termina quedando tan enclaustrado en sus ideas como lo está el catolicismo. 
Por su parte, la mujer del psicoanalista, quedó fijada a la teoría del trauma por desatención de la madre a los hijos en la primera infancia, teoría que repite sin cesar a todos sus pacientes. La paradoja es que ella hace en su propia vida aquello que aconseja a los demás evitar. Testimonio de ello es la secuencia en la que ella viaja con sus hijos y Melville en el auto. Se la escucha a ella hablando en off, algo que hace pensar en un diálogo con sus acompañantes de viaje, sin embargo el plano siguiente aclara la situación mostrándonos que en realidad está hablando por su celular a su nueva pareja. No presta atención a sus hijos además de mentirles, pues les dice que está hablando con un conocido. En la misma secuencia llama la atención también que el electo Papa está sentado en el lugar que el padre dejó vacante. El lugar del padre ausente es ocupado por la máxima autoridad pontificia, y otro tanto ocurre en el inconsciente colectivo.
Lo profano entra en el ámbito de lo sagrado en otros detalles,  como el comer bombas  de crema pastelera, tomar somníferos, jugar a las cartas. Incluso se hace varias referencias a los juegos y a los deportes. Moretti compara la elección del Papa con una competencia deportiva por continentes.  De la misma manera que con el volleyball no logran llegar a la final y consagrar un ganador, en la elección del Papa tampoco logran llegar a un resultado porque el Papa renuncia. Y la gente acompaña este juego. Durante el cónclave se suman las apuestas a favor o en contra de tal o cual cardinal, como si de una competencia deportiva o de una carrera de caballos se tratase.
En este juego y en esta puesta en escena sólo los cuestionamientos de Melville sobre el sentido de la existencia son auténticos. Él recorre la calle, la vida real, preguntándose sobre la misión de cada uno en este mundo, sobre la necesidad real de guiar o ser guiado, sobre la verdadera vocación y sobre los deseos frustrados. Pero él no resuelve estas cuestiones al final, ni el psicoanálisis las logra resolver. La Iglesia queda acéfala, sin respuestas. Por extensión a todas las formas de poder, la propuesta de Moretti posee cierto tinte anárquico. ¿Es necesaria la autoridad? ¿Es necesario tener un guía, un padre? ¿O es una forma de transferir la responsabilidad de nuestra vida a otro, evitar cuestionamientos existenciales para no cargar con el peso de nuestras propias frustraciones? ¿Qué sucede con la masa ante el vacío de poder? Todas estas preguntas quedan planteadas y las respuestas, abiertas. Es evidente que ese final no está visto por Moretti como algo negativo sino como una puesta en crisis que lleva al cambio, ya que en este mundo, todo cambia. 

Adriana Schmorak Leijnse

1 - López Quesada, Verónica. Chéjov: El brillo perdido y la apatía existencial en Sitio al Margen.

 

 Habemus Papam
Habemus Papam
Habemus Papam
Habemus Papam

Choisir votre langue

Toutes les cinécritiques

Une affaire de famille

Une affaire de famille   Osamu et son fils Shota recueillent une petite fill [ ... ]

Lire la suite...
Wonder Wheel (La Roue Magique)

Wonder Wheel (La Roue Magique)  

L’histoire de « Wonder Wheel » a pour  [ ... ]

Lire la suite...
Wonder Wheel (La Roue Magique) (3)

Wonder Wheel (La Roue Magique)  

L’histoire de « Wonder Wheel » a pour  [ ... ]

Lire la suite...
At Eternity’s Gate

Van Gogh. En el portal de la eternidad   Lors de l’année 1888, après avo [ ... ]

Lire la suite...
Paterson (3)

Paterson   Paterson (Adam Driver) est chauffeur de bus dans la petite ville  [ ... ]

Lire la suite...
L-inegalite entre les sexes dans Colette et dans The wife

L’inégalité entre les sexes dans Colette et dans The wife   Colette est  [ ... ]

Lire la suite...
Roma

Roma   Roma est un film dramatique mexicain de 2018 réalisé, écrit, co-ph [ ... ]

Lire la suite...
Roma (2)

Roma   Roma est un film dramatique mexicain de 2018 réalisé, écrit, co-ph [ ... ]

Lire la suite...
J’ai infiltré le Ku Klux Klan

J’ai infiltré le Ku Klux Klan   États-Unis, 2018
Titre original : « Blac [ ... ]

Lire la suite...
Deux drames musicaux ont concouru aux Golden Globes 2019

Deux drames musicaux ont concouru aux Golden Globes 2019   Le 6 janvier 2019,  [ ... ]

Lire la suite...

Articles de fond

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (1)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Première Partie)   Alexander [ ... ]

Lire la suite...
L’influence des arts plastiques dans le cinéma (2)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Seconde partie)   Agora  [ ... ]

Lire la suite...
L’influence des arts plastiques dans le cinéma (3)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Troisième partie)   El gran  [ ... ]

Lire la suite...
L’influence des arts plastiques dans le cinéma (4)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Quatrième Partie)   A bigger [ ... ]

Lire la suite...
L’influence des arts plastiques dans le cinéma (5)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Cinquième partie)   Dan [ ... ]

Lire la suite...
Deux longs métrages récents basés sur des attentats réels

Deux longs métrages récents basés sur des attentats réels   Tower est un d [ ... ]

Lire la suite...
La flute magique

La symbolique occulte au cinéma Symboles hermétiques dans La Flûte Magique    [ ... ]

Lire la suite...
La flute magique (2)

La symbolique occulte au cinéma Symboles hermétiques dans La Flûte Magique    [ ... ]

Lire la suite...

Tous les interviews