Connexion

Lettre d'information

Tous les Festivals

Les Fleurs de Shanghai

Les Fleurs de Shanghai   Splendeurs er misères des courtisanes Chinoises film [ ... ]

Leer más...

Une(S)+ Argentines et brésiliennes en état unique d’art   Tout le bâtim [ ... ]

Leer más...

Septembre - Octobre 2021

 


127 horas (à traduire)



Reino Unido / Estados Unidos, 2011
Dirección: Danny Boyle
Guión: Danny Boyle, Simon Beaufoy
Intérpretes: James Franco, Kate Mara, Amber Tamblyn, Sean Bott, Koleman Stinger
Duración: 94 minutos

Nota Cinecritic
Muy Buena

 

127 horas relata la historia basada en hechos reales del alpinista Aron Ralston, un joven de 27 años cuya hazaña dio la vuelta al mundo. En el año 2003, Ralston salió a hacer una de sus excursiones con la desventura de correr un fatal accidente: su antebrazo quedó atrapado por una roca mientras descendía los barrancos del Blue John Canyon en Utah, EEUU. Ralston permaneció allí atrapado 127 horas, con escasez de agua y sin apenas comida, hasta que decidió amputarse su brazo derecho con una navaja sin filo; hecho que le salvaría la vida.
Con esta historia como antecedente aparece la nueva película de Danny Boyle, director de grandes títulos como Trainspotting o la ganadora de ocho Oscar en 2009, Slumdog Millionaire.
Teniendo en cuenta la filmografía del director -tan variada en temática entre sí-, lo primero que se me pasa por la cabeza es "- A ver qué ha hecho esta vez". Pronuncio esta frase en mi cabeza con la emoción y el cierto temor que me provoca ver una película de este tipo. Emoción por la posibilidad de estar a punto de descubrir otra gran película, de las que te remueven en tu asiento, que duran 90 ó 120 minutos de metraje en pantalla y semanas del mismo en tu cabeza. Y, a la vez, cierto temor a la decepción. A que no supere mis expectativas. A que ofenda mi ética, que siempre está alerta cuando se trata de adaptaciones basadas en hechos reales. O a que su anterior éxito se le haya subido a la cabeza y haya hecho de ésta, su última película, una película rápida, más enfocada al negocio que al amor por el cine.
Y tras 93 minutos de tensión y angustia, salto del asiento eufórica, pero necesitando algo de azúcar para recuperarme. Boyle ha demostrado ser un director capaz de contar la historia "que le echen". Un director tan inteligente en su toma de decisiones, como polivalente en sus múltiples géneros. Alguien resolutivo, capaz de contar lo que se proponga imprimiendo su peculiar huella personal.
En primer lugar, hay que tener en cuenta que 127 horas supone, ante todo, un reto cinematográfico: el de mantener la atención de los espectadores con una historia que, en la mayoría de los casos, ya sabemos cómo termina. Y, además, teniendo en cuenta que casi en la totalidad del film aparece un sólo personaje situado en una sola localización. Únicamente contamos con 15 minutos previos y obligados de presentación de personaje y con los 10 minutos finales de resolución -y respiro-. El resto de la película transcurre en la gruta del Blue Canyon con un Aron Ralston (James Franco) como protagonista que, para más inri, tiene la movilidad reducida. Sin duda estamos ante una película arriesgada con un guión casi imposible que, por el contrario, parece no asustar lo más mínimo al valiente Boyle.
Fácilmente, el director podría haber jugado con el clásico misterio de resolución del objetivo final, es decir, mantener la atención del espectador haciendo que éste se pregunte si el personaje conseguirá o no su objetivo, que en esta película no es otro que la salvación misma del protagonista, el potente "vida o muerte". Esto, sin embargo, habría funcionado solamente con aquellos a los que no llegó previamente la historia real del alpinista a sus oídos. Y dado que la historia de Ralston fue muy sonada, Boyle decide poner a todos los espectadores en igualdad de condiciones titulando la película con el número de horas que durará la pesadilla del protagonista. Y por si hay algún despistado en la sala que no ha atado cabos, Boyle coloca el título del film  en el preciso instante en que la piedra atrapa el brazo del protagonista. 127 horas anticipa un final tan agrio como feliz. De esta manera, Boyle se priva de la única ventaja que podría haberle ofrecido la historia. Así, si el resultado final es bueno, el mérito será todavía mayor.
La película transcurre en la grieta del cañón salvo en muy contadas ocasiones, en las que las imágenes que se nos ofrecen están más allá de ese paso estrecho. Todas estas imágenes están justificadas con la imaginación o con la condición de desgaste físico y psicológico del protagonista, de manera que nada nos parece gratuito. Y absolutamente todas están pensadas y hechas con suma inteligencia, con un punto de originalidad y con la crudeza del realismo que nos acercan constantemente a la empatía por Ralston.
A su vez, los objetos de atrezzo que James Franco lleva en la película, son los mismos que explica el propio Aron Ralston en su libro "Between a rock and a hard place", libro autobiográfico que narra su experiencia en el que está basado esta película. De esta manera constatamos que el hecho de que el protagonista lleve consigo una cámara de vídeo, no es un recurso "fácil" que ha encontrado el director para hacer que el personaje no hable solo. Es que Ralston la llevó realmente. Boyle no añade artificios a la historia. No incluye elementos que puedan aportar espectacularidad, que puedan hacer la historia más cinematográfica. Parece que la historia real, sin añadidos, ya fue lo bastante impresionante como para necesitar ningún cambio o aliciente. Y esa fidelidad a la historia real es motivo de aplauso.
La película empieza con una pantalla partida en la que aparecen imágenes con muchísima gente. Inquietante paradoja. Gente es justamente lo que va a faltar en adelante en el film. Y empieza también con una música frenética, enérgica, moderna e incluso algo agresiva. La música es ya un elemento característico en las películas de Boyle, por ser normalmente de este tipo. En este caso, la música contrastará también con el silencio absoluto de verse atrapado dentro de las entrañas de la Tierra. En definitiva, una música acorde con unas imágenes saturadas que nos ofrecen unos paisajes preciosos antes de meternos en la gruta -y en la piel- de Ralston. Un guión redondo. Una actuación de James Franco que no deja lugar a objeciones y una escena de la amputación demasiado real para nuestros estómagos, pero no para la historia real. Todo cuidadosamente pensado para convertir el reto inicial en un tesoro fílmico en el que se pone al espectador en un estado de nervios, angustia y puro sufrimiento que te mantienen en tensión constante de principio a fin. Sentimientos que se mezclan con la sensación de haber subido a una montaña rusa, y que se acaban transformando en la tremenda alegría de haber descubierto una gran película.

Marina Sabio

127 horas


127 horas


127 horas

Choisir votre langue

Toutes les cinécritiques

Une affaire de famille

Une affaire de famille   Osamu et son fils Shota recueillent une petite fill [ ... ]

Lire la suite...
Wonder Wheel (La Roue Magique)

Wonder Wheel (La Roue Magique)  

L’histoire de « Wonder Wheel » a pour  [ ... ]

Lire la suite...
Wonder Wheel (La Roue Magique) (3)

Wonder Wheel (La Roue Magique)  

L’histoire de « Wonder Wheel » a pour  [ ... ]

Lire la suite...
At Eternity’s Gate

Van Gogh. En el portal de la eternidad   Lors de l’année 1888, après avo [ ... ]

Lire la suite...
Paterson (3)

Paterson   Paterson (Adam Driver) est chauffeur de bus dans la petite ville  [ ... ]

Lire la suite...
L-inegalite entre les sexes dans Colette et dans The wife

L’inégalité entre les sexes dans Colette et dans The wife   Colette est  [ ... ]

Lire la suite...
Roma

Roma   Roma est un film dramatique mexicain de 2018 réalisé, écrit, co-ph [ ... ]

Lire la suite...
Roma (2)

Roma   Roma est un film dramatique mexicain de 2018 réalisé, écrit, co-ph [ ... ]

Lire la suite...
J’ai infiltré le Ku Klux Klan

J’ai infiltré le Ku Klux Klan   États-Unis, 2018
Titre original : « Blac [ ... ]

Lire la suite...
Deux drames musicaux ont concouru aux Golden Globes 2019

Deux drames musicaux ont concouru aux Golden Globes 2019   Le 6 janvier 2019,  [ ... ]

Lire la suite...

Articles de fond

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (1)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Première Partie)   Alexander [ ... ]

Lire la suite...
L’influence des arts plastiques dans le cinéma (2)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Seconde partie)   Agora  [ ... ]

Lire la suite...
L’influence des arts plastiques dans le cinéma (3)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Troisième partie)   El gran  [ ... ]

Lire la suite...
L’influence des arts plastiques dans le cinéma (4)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Quatrième Partie)   A bigger [ ... ]

Lire la suite...
L’influence des arts plastiques dans le cinéma (5)

L’influence des arts plastiques dans le cinéma (Cinquième partie)   Dan [ ... ]

Lire la suite...
Deux longs métrages récents basés sur des attentats réels

Deux longs métrages récents basés sur des attentats réels   Tower est un d [ ... ]

Lire la suite...
La flute magique

La symbolique occulte au cinéma Symboles hermétiques dans La Flûte Magique    [ ... ]

Lire la suite...
La flute magique (2)

La symbolique occulte au cinéma Symboles hermétiques dans La Flûte Magique    [ ... ]

Lire la suite...

Tous les interviews